DOS ESTUDIANTES DE ING. AMBIENTAL AVANZAN INVESTIGACIÓN EN SECTOR AVÍCOLA

Las estudiantes de noveno semestre del programa de Ingeniería Ambiental de la Universidad Mariana, Diana Paola Coral y Karen Daniela Romo avanzan en el proyecto de investigación titulado: “sistemas piloto para el control de olores caso Industria Avícola”, que nace a partir de la falta de cultura ambiental en la sociedad, como consecuencia de actividades antrópicas debido a la modificación del entorno natural que se da con el desarrollo de procesos urbanos, agricolas e industriales, originando alteraciones, daños al ambiente y afectaciones a la salud. Esta situación se ha convertido en un asunto de análisis por su importancia eco-sistémica.

 

De acuerdo a lo planteado por las estudiantes, dentro de los procesos industriales se encuentran las Avícolas que es uno de los sectores alimenticios más dinámicos extendido por su productividad en más del 50% como resultado del aumento en el consumo per cápita; sin embargo, es considerado como un foco de olores ofensivos o molestos formando un tipo de contaminación ambiental que crea riesgos para el ecosistema y efectos perjudiciales para la salud de la población que se encuentra en sitios donde hay extensos períodos de exposición.

El estudio de las educandas se enfoca en que el sector avícola - considerado como una fuente fija generadora de olores - necesita ser evaluado, investigado en sus causas para hallar posibles soluciones, identificando el diagnóstico e implementando, de esta manera, un sistema de control que solvente problemáticas ambientales y de salud pública por la generación de sustancias contaminantes. Este trabajo permite definir procedimientos y medidas a seguir para la regulación y control de descarga de residuos que afectan las condiciones del ambiente, y de esta manera, responde a las quejas de la comunidad.

Tambien es importante, según las estudiantes, implementar medidas de control con la finalidad de minimizar las molestias por los malos olores en el área de influencia de las unidades productivas; para ello se tiene en cuenta ‘la norma técnica sensorial europea denominada UNE-EN-137225 la cual refiere a un desarrollo empírico de la concentración del olor, aunque la percepción de olor sea subjetiva y la norma colombiana 1541 del 2013 establece los niveles permisibles de calidad del aire de actividades que generan olores ofensivos, que atribuyen al análisis de compuestos en el aire por medio de la evaluación del tono hedónico asociado a la percepción del olor en la escala de niveles de intensidad’, según Osorio et al, (2012), una cita a la cual hacen referencia las educandas.

 

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter