Acreditación Institucional de Alta Calidad

UNIVERSIDAD MARIANA

AUTOEVALUACIÓN

La autoevaluación consiste en realizar una valoración de los procesos institucionales desde una mirada interna, con la percepción propia de los actores que conforman la comunidad universitaria mariana. Es un ejercicio participativo que permite identificar las fortalezas institucionales, reconocer las debilidades como oportunidades de mejoramiento, detectar los factores críticos que las generan, y reflexionar sobre ello para establecer objetivos, metas y acciones de mejoramiento. Subsidiariamente, con la autoevaluación se busca alcanzar un reconocimiento externo por parte del Estado mediante la figura de la acreditación, con lo cual la Universidad Mariana garantizará a la sociedad que la institución ha alcanzado un alto grado de calidad en la prestación del servicio de educación superior y la oferta de sus programas de formación, en las condiciones teleológicas consagradas en su Misión y Proyecto Educativo.

El sentido de la autoevaluación en la Universidad Mariana lleva a establecer criterios y procedimientos claros para que de manera permanente se revisen los objetivos, procesos, productos y resultados de los programas académicos e institucionales con miras a su mejoramiento continuo y al logro de altos niveles de calidad. En consecuencia, la autoevaluación se entiende así:

Por autoevaluación se entiende el proceso a través del cual los actores (estudiantes, docentes, directivos, administrativos, personal de servicios y egresados) de la institución y de sus programas académicos identifican los problemas, dificultades, logros y aciertos, y proponen los correctivos necesarios para ajustar o mejorar (U. Mariana, 2011, p. 59).

Para efectos de adelantar los procesos de fortalecimiento de la calidad en la Universidad, se considera que la autoevaluación es un paso previo e indispensable y para ello prevé la existencia de un Sistema Institucional de Autoevaluación y Mejoramiento que contiene, a su vez, los siguientes subsistemas:

  1. Gestión del Proyecto Educativo Institucional
  2. Gestión Curricular
  3. Gestión de los programas académicos
  4. Gestión de los procesos asociados al desarrollo académico

Principios de la Autoevaluación

a. Participación La autoevaluación en sus procesos de construcción, uso de la información y planificación de las acciones de mejoramiento, convocará mediante una participación amplia a la comunidad universitaria mariana integrada por cuatro tipos de actores: los educandos, los docentes, los egresados y el personal administrativo (U. Mariana, 2011, p. 39).

b. Rigurosidad. Se refiere a la manera sistemática, metódica y objetiva para obtener, analizar e interpretar la información sobre el funcionamiento y desempeño interno y externo de la universidad.

c. Pertinencia institucional. El proceso se ajustará a las necesidades, naturaleza y características culturales de la universidad.

d. Transparencia. Un proceso basado en compromisos y actitudes claras que permita la construcción permanente, en un clima de confianza y seguridad.

e. Integralidad. La autoevaluación debe tener una visión holística de la universidad, que dé cuenta de la gestión universitaria como totalidad. Igualmente, debe recoger la heteroevaluación o evaluación externa.

f. Permanencia. Significa que el proceso forma parte de la gestión y del quehacer cotidiano de la universidad en todas sus instancias, por lo tanto, debe ser continuo, inherente y consistente en todas las acciones de las unidades académicas y administrativas como una herramienta de evaluación y mejoramiento.

g. Flexibilidad. El proceso de autoevaluación debe incorporar mecanismos que permitan su evaluación, revisión, ajuste, mejoramiento y reorientación para adaptarlo a las nuevas necesidades y situaciones tanto institucionales como del entorno.

h. Sostenibilidad. El proceso de autoevaluación debe propender por el mantenimiento de las condiciones institucionales encaminadas a que se cumplan las metas y objetivos declarados en el plan de desarrollo de la Universidad.